Fuerza de acción social

FAS nace con el propósito de que los mucian@s puedan tener un movimiento de fuerza, donde se les dé algo de aliento cuando sufren las negligencias y tropelías de los grandes “holdings”, tanto empresariales como financieros.

Hemos visto como autónomos, pequeños empresarios, pequeños agricultores, etc han desistido o bien con la administración o con los grandes “holdings” de emprender el costoso camino de reivindicar sus derechos como ciudadanos que quieren trabajar y vivir con dignidad y para ellos has sido una carrera costosa en el plano económico y por supuesto en el humano, que en la mayoría de ocasiones invita a vivir con resignación. 

Estas son las dos palabras que debemos eliminar de nuestra política y gestión diaria, resignación e impunidad, estas son las dos lacras de un sistema caducado que aún nos quieren seguir imponiendo a beneficio de unos pocos. 

FAS Fuerza de acción social quiere ser un punto de fuerza entre los ciudadan@s para poder hacer frente a los más grandes, a aquellos que disfrutan de la impunidad, hemos visto como grandes empresas, instituciones se crecen ante un simple ciudadan@ que para nosotros en un contribuyente de los muchos que hay y que merece un respeto como ciudadan@ y más como murcian@. La antigua política se permite dar un salto ante la ley amparándose en medidas como la prescripción, prescripción instaurada por ellos mismos como legisladores que son. 

FAS a intervenido en las concentraciones a Iberdrola, por el abuso de la entidad y desamparo del ciudadano ante la misma, concentración en Aguas de Murcia, reivindicando que en los suministros esenciales no puede existir una empresa privada generando beneficios, hemos intervenido en varias negociaciones de ciudadanos con entidades bancarias, ante el abuso del sistema financiero a los más pequeños, hemos intervenido en la búsqueda de nuestro vecino Alberto Hernández Cortés, desaparecido en Casas Nuevas (Mula), entre otras y seguiremos haciendo nuestra labor de ayuda y apoyo a aquellos murcian@s que nos lo demanden y podamos realizar un plan de viabilidad para logra nuestro fin.

Tenemos que estar con FAS ante la pasividad de nuestras instituciones que en algunos casos obviamente, no están a la altura de las circunstancias que demanda el pueblo.